Broken Music
Apr
26
2006
La Romana, DOAltos De Chavon
With Vega
0
share

Sting y Juan Luis Guerra cantan a dúo en concierto...

Guerra acompañó a Sting con la guitarra, mientras Fellé Vega se sumó con instrumentos de percusión. (AP)

Más de 5,000 personas se llevaron una gran sorpresa el miércoles por la noche cuando el compositor y cantante dominicano Juan Luis Guerra apareció en el escenario para acompañar a Sting en la última canción del concierto que protagonizó el cantante inglés.

Entre el público que presenció al concierto asistieron varias personalidades, incluido el cantautor cubano Silvio Rodríguez.

''Este es un momento especial para mí, tengo aquí a dos músicos dominicanos muy importantes: Fellé Vega y Juan Luis Guerra'', exclamó Sting ante el asombro del público que reaccionó con un sonoro aplauso y algarabía.

Los artistas dominicanos se unieron el miércoles a Sting en el tema 'Fragile', que se convirtió en un himno tras los ataques terroristas del 11 de septiembre del 2001 a Estados Unidos.

Además de la interpretación del tema, Guerra acompañó a Sting con la guitarra, mientras Fellé Vega se sumó con instrumentos de percusión.

La histórica reunión musical tuvo lugar el miércoles en el anfiteatro Altos de Chavón, réplica de la época medieval, ubicado en La Romana, 110 kilómetros al este de la capital dominicana.

Sting presentó en su concierto una combinación de once temas en solitario y de su etapa con el grupo The Police.

Acompañado de tres músicos, dos guitarristas y un baterista, salió a escena vestido de negro e interpretó la conocida canción 'Message In A Bottle, con lo cual recibió una ovación del público.

Tampoco faltaron otras clásicas como 'Roxanne', 'Every Breath You Take' y 'Desert Rose', así como un breve homenaje a The Beatles, en el tema 'A Day in The Life'.

Durante las menos de dos horas de show, habló poco, en un español imperfecto, y hasta lanzó piropos a las mujeres dominicanas.

Con evidente entusiasmo, Sting se contagió del ambiente caribeño al permitir que varias fanáticas subieran a bailar con él una de sus canciones más movidas.

''Sting lució sencillo y se ganó al publico al interpretar casi todos los temas que los fanáticos fueron a escuchar'', dijo a la Associated Press la experta en espectáculos Cristina Liriano al valorar el show.

El artista ''se anotó un gran punto en ese escenario, pues a pesar de ser un miércoles, logró abarrotar el famoso escenario de piedras'', agregó Liriano.

Sting, cuyo nombre es Gordon Matthew Sumner, atrajo no sólo la presencia de fanáticos, sino que en primera fila estuvieron Rodríguez, el ministro de turismo Félix Jiménez, la ex vicepresidenta del país, Milagros Ortiz Bosch, además de otros políticos y empresarios.

El cantante partió hoy, jueves, hacia Puerto Rico, donde esta noche se presentará en el coliseo José Miguel Agrelot, de San Juan, como parte de su gira ''Broken Music''.

(c) Primera Hora by Ramón Almanzar




Chavón tiene dos historias: antes y después de Sting...

El concierto que protagonizó anoche Gordon Matius Sumner, alias Sting, en el anfiteatros Altos de Chavón no sólo pasará a la historia por lo soberbio y concurrido sino que además sentó dos precedentes por lo bien organizado y los efectos de luces y sonido.

El ex miembro del afamado grupo ''The Police'' que decidió formar tienda aparte en 1984, recibió los aplausos de más de 5,000 personas que atestaron el escenario más pintoresco del país.

Mientras afuera reinaba el disgusto entre los muchos que no pudieron entrar, detrás de los muros de piedra dos horas y seis minutos bastaron para que la bilirrubina subiera a su máxima expresión luego de que el tema 'Message in a Bottle', estrenara el repertorio de 13 canciones que el artista interpretó convincentemente.

Un público entusiasta rebosó el anfiteatro llenando, incluso, las famosas esquinitas, La mayoría eran jóvenes entre 18 y 30 años, pero no faltaron adultos seguidores del rock clásico y el jazz.

Con un español entrecortado que provocaba la risa de los presentes, Sting vestido sport con t shirt gris y pantalón negro, atuendo que nunca se cambió, cautivó al público desde antes de subir a escena, pues su salida fue aclamada con impaciencia.

El opening del concierto con Fellé Vega en la percusión, como contraparte criolla, agradó a los asistentes que aplaudieron los tres temas interpretados, incluyendo uno con un botellón de agua, que ratificaron la destreza del criollo.

Con el cuarto tema, Sting presentó a los tres músicos que le acompañaban; dos guitarras, un baterista. El tocó el bajo.

Mientras el público deliraba, el rockero agradeció su primera presentación en el país gritando ''gracias RD'', lo que motivó gritos, coros y aplausos de miles de personas fascinadas ante su magia.

Todos parecían prendados de aquel hombre que con su más de seis pies de estatura, su pelo rubio y sus características amplias entradas en la frente, sobresalía en el escenario.

Luego siguieron canciones como: 'Walking on The Moon', 'King of Pain', 'Desert Rose', 'Every Little Thing is Does is Magic', 'Fields of Gold', 'If I Ever Lose my Faith in You' e 'English Man in New York'.

Los temas que alcanzaron mayor algarabía y aplausos del público fueron el mix de 'Rosanne', 'So Lonely' y 'Fragile' que Sting interpretó junto a nuestro Juan Luis Guerra. La emoción que alcanzó este momento del espectáculo hizo recordar su debut con el album 'The Dream of the blue Turtles'.

Sting, lució tan gigante como los aplausos y ovaciones que recibió al aparecer Juan Luis Guerra, quien sólo se limitó a tocar la guitarra y hacer coros, ataviado con una camisa blanca y sombrero negro.

Como parte del el público se destacaron Silvio Rodríguez, Milagros Ortiz Bosch, y Alejandro Grullón, entre otras personalidades.

(c) Listín Diario by Florentino Duran




Sting termina concierto en Chavón cantando con Juan Luis...

El cántate se entregó a los dominicanos totalmente y habló de la hermosura de la mujer dominicana.

La sorpresa llegó al final del concierto que ofreció anoche en Altos de Chavón el británico Sting. Luego de estar en el escenario cantando unas 20 canciones, esta leyenda musical llamó a escena al músico dominicano Juan Luis Guerra para que tocara la guitarra, y a Fellé Vega, quien fue su contraparte, para juntos, e interpretando el tema 'Fragile', concluir una presentación que inició a las 8:50 de la noche y finalizó a las 10:30 p.m.

El artista, que se hizo acompañar en el escenario por tres músicos (dos guitarristas y un baterista), salió a escena vestido de negro interpretando la canción ''Message in a bottle'', lo que valió para que el público lo recibiera con un solo grito.

Sting se entregó a los dominicanos totalmente, habló de la hermosura de la mujer dominicana y no se pudo contener y subió al escenario a algunas fanáticas que bailaron con él una de sus canciones.

Habló poco, pero habló en español, las pocas veces que lo hizo fue para pedir que corearan sus canciones y la más de cinco mil almas que fueron a verlo lo complacieron y además le entregaron sus aplausos hasta el cansancio.

Sting derrumbó las piedras de Chavón y entregó un concierto que en momentos parecía romántico y de repente cambiaba a canciones más movidas, como en señal de que estaba en un país tropical.

Lució sencillo y se ganó al publico criollo al interpretar casi todos los temas que los fanáticos fueron a escuchar. Se anotó un gran punto en ese escenario, pues a pesar de ser un miércoles logró abarrotar el famoso escenario de piedras.

El ex líder de The Police'' tuvo espacio para interpretar temas como 'Walking On The Moon', ''Every Little Thing She Does Is Magic'', 'If I Ever Lose My Faith In You', 'King of Pain' y 'Englishman in Nueva York', entre otros.

Fallé Vega fue la contraparte y se lució en su presentación, interpretó varios temas que valieron para que el público se entusiasmara y esperara conforme la salida de Sting, quien salió a tiempo y sin mucha espera.

Sting, cuyo nombre real es Gordon Matthew Sumner, logró romper los parámetros de asistencia cuando las piedras de Chavón fueron abarrotadas por fanáticos que no pararon de corear sus canciones.

Entregó sus exitos de más de 20 años como 'Roxanne', 'Every Breath You Take' y 'Desert Rose'.

(c) El Viajero Digital



La noche de Sting, Juan Luis y Fellé...

Chavón se llenó a completa capacidad por gente, en su mayoría, fanáticos de siempre de Sting. En el área VIP empresarios y artistas dominaban la escena: Manuel Grullón, junto a su esposa Rosa y al hijo de esta, el cantante Claudio Piantini, bailó, aunque discretamente, la mayoría de los temas.

Lo de anoche fue sencillamente un concierto para la historia. Sting llegó a Altos de Chavón con el objetivo de hacer vibrar a sus fanáticos. Y vaya que lo logró. Más de cinco mil almas corearon, casi siempre de pie y bailando, los 15 temas que formaron parte de un repertorio selecto en el que se destacaron las canciones de sus años con The Police.

La puntualidad del evento, rara excepción a la regla de los espectáculos celebrados en el país, sorprendió gratamente a todos los asistentes. A las 8:00 p.m. el percusionista dominicano Fellé Vega, telonero de la noche, inició puntual su presentación. Sus temas tuvieron una buena acogida por el público, aunque muchos se quejaron de no poder verle debido a que la entrada al área VIP se entaponó durante su presentación, obstaculizando a una buena parte de los presentes la vista al escenario.

A las 8:45 p.m. Vega se despedía en medio de aplausos, dando paso a los técnicos de Sting, quienes en menos de quince minutos tuvieron listo el escenario para el rey de la noche. Con una ceñida camiseta negra y unos pantalones holgados del mismo color, el inglés entro a la tarima sin estridencias, al mismo tiempo que los tres músicos que lo acompañan en este Broken Music Tour. Guitarra en mano, y antecedido por un bien pronunciado ''¡buenas noches!'', Sting comenzó a cantar.

'Fields of Gold', 'Walking On The Moon', 'If Ever Lose My Faith In You' y 'Every Little Thing She Does Is Magic' fueron las primeras canciones interpretadas por el rockero. En el público, los que vivieron como adolescentes y jóvenes la época dorada de The Police solo atinaban a gritar cuando reconocían los acordes de una de las pistas. ''¡Esa fue la primera canción que me aprendí en inglés!'', decía al escuchar 'Englishman in New York', Ramón Valdéz, un ingeniero de 35 años que llegó a Chavón desde Santiago para disfrutar junto a su esposa y a dos parejas de amigos del evento. ''Esto es algo histórico, es increíble, me siento otra vez de 20'', comentaba Sheila Inoa, quien, junto a su hija Nicole Cabrera, de 17 años, disfrutaba del evento en el área VIP.

Tras cantar las primeras 11 canciones, y luego de un impresionante par de solos de guitarra a cargo de sus músicos, la pequeña banda dejó el escenario, pero sólo para volver minutos después. 'A Thousand Years', una canción de su carrera como solista, fue una invitación para que seis agraciadas fanáticas, con la anuencia del personal de seguridad, subieron a bailar con Sting en la tarima. Cuando a seguidas cantó el himno 'Every Breath You Take', muchos lo tomaron como la señal inequívoca del final. Pero lo mejor estaba aún por verse.

''Este es el concierto más acabado que se ha visto por aquí en mucho tiempo'', comentó Socorro Castellanos, una de las que creía que todo había terminado y se aprestaba a retirarse tras destacar la energía y la calidad musical del artista. ''Mi única decepción es que no cantara 'Fragile''', lamentó.

Pero Castellanos no tuvo tiempo para marcharse. Sting volvió a entrar esta vez con las luces encendidas, para explicar en inglés que esta fue su primera visita a República Dominicana y agradecer la receptividad del público presente. ''Este es un momento especial para mi'', agregó, ''porque tengo aquí a dos músicos dominicanos muy importantes: Fellé Vega y Juan Luis Guerra''. El público enloqueció al ver entrar a escena, una vez más, al percusionista, esta vez acompañado del laureado cantautor. Sin más saludo que una pequeña reverencia, ambos músicos tomaron instrumentos - guitarra, Guerra, y tambores, Fellé- y así se iniciaron los acordes de la que sería la canción de despedida: 'Fragile'.

Al terminar, y en medio de una lluvia de aplausos, Sting agradeció a sus músicos, a sus invitados y al público, al tiempo que prometió ''volver otra vez'', poniendo fin a una noche irrepetible.

(c) Clave Digital by Carol Croussett y Yanina Estévez

SET LIST

COMMENTS 0
photos